Hace mucho tiempo que un coche no centraba mi atencion y admiracion. Y es que mis gustos son bastante complejos y caros, muy caros. Pero la combinacion de de estilos, berlina y deportivo, hacen una mezcla explosiva, como el nuevo Jaguar XF, y en su version SV8 4.2 sobrealimentado-atmosferico, lo hacen excepcional.

El diseño me encanta, ya que es largo, bajo y ancho. Largo como las berlinas, bajo como los deportivos y ancho… como…??. El exterior tiene la marca de Jaguar en las tomas laterales de aire, la parrilla delantera en panal de abeja y faros esculpidos y unas llantas de 17″. Precioso. En el interior, por lo que veo, se pierde el clasicismo y el sello ambiguo de la marca, introduciendo aluminio texturizado, pieles a doble costura en asientos y salpicadero y como no, madera natural (raiz de nogal americano), lo que demuestra un coche amplio y vanguardista.

Tecnologia. “Cuando pulsamos el boton de arranque, se desencadenan una serie de reacciones que le dan vida propia”. El selector giratorio se eleva y las salidas de aire se abren. La pantalla tactil se enciende y el centro de informacion comprueba el sistema. Transmision automatica de seis velocidades con cambio secuencial integrado en el volante, con modos Drive, Sport, Invierno o Dinamico. Hay cuatro motores, 2.7D diesel V6 con 207CV, el 4.2 gasolina V8 sobrealimentado de 416CV, el 3.0 gasolina V6 238CV y el 4.2 gasolina V8 con 298 CV.

Elegancia, deportividad, estilo vanguardista y comodidad. Estas son mis palabras para describir al nuevo Jaguar XF. Y como no hablar del spot publicitario, una pasada. Buena seleccion de imagenes dinamicas que dejan ver muy poquito el vehiculo, creand una necesidad de descubrirlo, ya que apenas puede apreciarlo, y la sellecion de la musica…un clásico… Deep Purple con el tema “Hush”. Magnifico!!.