Hace algún tiempo, después de descubrir la gran variedad de vinos que se producen en nuestro país y ante mi afán de descubrilos, disfrutarlos y compararlos, decidí guardar aquellos vinos que me han dejado un magnifico sabor de boca y sobre todo con los que he compartido buenos momentos. Cree mi propia bodega con unas condiciones optimas, 60-70% de humedad y una tempretura media de 13º C, para que el vino repose esperando su gran momento. No suelen permanecer mucho tiempo en ella, como maximo suelen estar entre 1 y 2 años, vaforeciendo la renovacion de botellas.

Actualmente abundan los tintos, sobre todo de la D.O. Ribera del Duero. Aunque mi intención es ir aumentando la variedad de DD.OO. y otros tipos como los blancos, rosados y vinos dulces, con la intención de tener una gran bodega.

 Al descorchar un buen vino, creas una nueva experiencia, descubres nuevos olores y sabores, compartiendo y disfrutando su encanto.