Cuando nieva, muchos nos alegramos y nos quedamos mirando… como bobos,. Una de las cosas que más me relaja y tranquiliza es esta, ver como cae la nieve, siempre que sea en mi casa, con la calefaccion berreando, con el pijamita puesto preparado para echar la siesta (para mí : la siesta en la cama y con pijama).

Otra cosa muy distinta es ver caer la nieve, con ventisca y con esos copos que hacen daño cuando te dan en la cara, mientras que con las manos heladas,  pones las cadenas a las ruedas traseras de un  autocar cargado de esquiadores, otras japoneses,  otras moros y otras cristianos…  que recuerdos me trae la nieve… Suiza, Bruselas, Dusseldorf, Frankfurt, Paris, Pirineos, Baqueria, Andorra, Pto. Pajares, Sierra Nevada,…. lo dicho, que no hay nada mas comodo, que estar en tu casa viendo como nieva, tranquilamente.