Texto copiado de  ideasdeingeniero.blogspot.com. Fragmento muy gracioso.  

Hoy he tenido un mal día. Metiendo la pata continuamente.

Lo peor ha sido cuando he tenido que mandar el e-mail para convocar la reunión. Yo siempre termino mis mensajes con :

Un saludo,

Miguel Angel

Pues bien, esta vez me he equivocado y, como la u y la i están una junto a la otra en el teclado, me he confundido y he terminado la convocatoria de reunión con un:

Un salido,

Miguel Angel

A partir de ahí, sólo puedo describir la escena en cámara lenta: mi mano sobre el ratón desplazándose hacia el botón de enviar, mientras miro el mensaje y veo el error, pero ya el dedo está pulsando el botón…. enviado.

No, no, no. ¿Cómo se recuperaba un mensaje? Estaba en el menú Herramientas, Acciones, o ¿dónde? Pero ya estaba recibiendo un montón de confirmaciones de lectura. Nada que hacer.

Porque esa es otra, tu mensaje importante aguarda días sin leer en la bandeja, en cambio, mete la pata y tu mensaje será leído sin demora.

Y he ido a la reunión esperando estoicamente la burla general, pero, ¿queréis creerlo? Nadie se ha dado cuenta. Y es que normalmente sólo leemos lo que pensamos que va a poner.

De todas formas esto del e-mail es muy peligroso. Vas a mandar un mail de chorradas a un colega y, como te descuides, lo acabas enviando a la lista de correo de toda la empresa.

O lo que pasó cuando el director de recursos humanos de mi empresa se marchó a trabajar a otra sucursal. Decidió enviar un mail de despedida y no se le ocurrió otra cosa que poner en el asunto del e-mail: Despedida.

Un buen número de empleadas estuvieron al borde de un infarto al recibir el mail, hasta que lograron abrirlo y ver su contenido.

También es curiosa la selectividad a la hora de leer los mails. Los mails con tonterías se leen enseguida pero los importantes, aunque lleven la banderita de importancia alta, deben esperar su turno.

Esto lo utilizo para que lean mis mails. Por ejemplo, si quiero convocar una reunión sobre el proyecto X, pongo:

Asunto: Nuevo video Pamela Anderson

Contenido: De la misma forma que un video de Pamela Anderson nos reuniría alrededor de una pantalla, me gustaría reuniros alrededor de la mesa de la sala ZZZ a las YY:YY horas, para estudiar el estado del Proyecto X.

Y así se lee seguro.