Hay productos que se cotizan muchisimo y que valen un riñon. Caviar ruso, Don Perignon, el culo de Claudia Schiffer, los huevos de Lucio o el Salmon fresco robado a un oso.

Robar el salmon rojo a un oso, no es fácil, tienes que esperar a que lo saque del agua y cuando está de espaldas, le metes una paliza… pero los osos no son tontos y estan escarmentaos.No hibernan. Se van al gimnasio y practican fullcontac, todo un reto por la ‘subsistencia…’…Pero ¿y el riesgo que sufre el pesacador-ladron de salmon rojo?. eso tiene un precio… dentro video!!!